Antropomorfismo y perro: 6 ejemplos

Descubre 6 situaciones antropomórficas comunes pero no exentas de peligros para el buen desarrollo educativo, físico, intelectual y social del perro.

¡Ayuda al desarrollo del sitio, compartiendo el artículo con amigos!

Antropomorfismo: ¿qué es?

Según el diccionario, el antropomorfismo consiste en atribuir a un animal o a un objeto reacciones y sentimientos humanos.

Esto es bastante común entre los dueños de perros que, en la mayoría de los casos, ven a su perro como un niño y luego le confieren intenciones que en realidad son solo un reflejo de sus propios sentimientos.

El antropomorfismo no es "peligroso" cuando eres consciente de ello y cuando no impacta directamente en la educación y socialización del perro (como ponerle un nombre humano a tu perro, ponerle un abrigo cuando no realmente no lo necesita, poniendo nudos en su "pelo" , etc.).

Por otro lado, es cuando el antropomorfismo se convierte en un verdadero obstáculo para el buen desarrollo educativo, físico, intelectual y social del perro cuando se vuelve realmente dañino.

Las situaciones antropomórficas más comunes

Te sugiero que enumeres las situaciones antropomórficas más comunes pero sobre todo las más peligrosas con respecto a la verdadera naturaleza del perro y que impactan en la relación que se establece entre su amo y él.

Mi perro se venga cuando no estoy

Esta es sin duda la situación antropomórfica más común y absurda. Muchos dueños creen erróneamente que su perro trama maquiavélicos planes para hacerle pagar por estar solo en casa.

La venganza es en realidad un vicio humano. Los perros no tienen la capacidad intelectual suficiente para desarrollar estrategias de venganza contra su amo. ¡Y bien por ellos, por cierto!

Las personas que ven la destrucción de su animal como una venganza ocultan su rostro por completo, muchas veces para no admitir que "tal vez" , la f alta de gastos, el aburrimiento o la mala educación son parte de los problemas que causan las estupideces que se cometen.

Por fin es una forma de no asumir los errores cometidos. Es más fácil decirte a ti mismo que tienes un perro con un fondo "resentido" y que al fin y al cabo es así es su naturaleza, que cuestionarte y preguntarte: ¿qué estoy haciendo o no haciendo lo suficiente para provocar mi perro para actuar así.

Para leer también: Mi perro está resentido, mi perro se venga: ¿un mito?

Mi perrito es demasiado frágil para encontrarse con sus congéneres

Si tienes un perro mediano a grande, te pongo la mano a cortar que ya te has encontrado con un amo con un perro pequeño que, cuando te acercaste, se apresuró a llevar a su perro en brazos.Incluso estoy seguro de que ya has visto a un maestro paseando a su perrito en una bolsa de transporte o, peor aún, en un cochecito o portabebés. ¿O tal vez incluso tienes un perro pequeño y siempre tienes miedo del daño que podría causar un encuentro con otro perrito?

Los perros pequeños a menudo se consideran seres frágiles que no deben ser apurados. ¡Qué horror imaginar que un lindo perro de compañía juega en el barro con una raza más rústica! Sin embargo, hacer la diferencia entre un perro pequeño y un perro grande es arriesgado porque ¡evitar que un perro sea un perro es peligroso!

¡Ya sea pequeño o grande, un perro necesita conocer a sus congéneres! Es cierto que las reuniones deben controlarse para no acumular experiencias demasiado negativas, pero, por favor, ¡dejemos de llevar perros pequeños! Tienen cuatro patas, ¡que las usen!

Al querer “proteger” a tu perrito de sus compañeros, lo conviertes en un perro peligroso porque está completamente desocializado. Y es entonces de este perrito que los demás tendrán que protegerse. Qué vergüenza, ¿no?

Mi perro sabe cuándo ha hecho alguna tontería

Llegas a casa y tu perro se esconde en un rincón o viene gateando a tus pies con su mirada de cachorrito. Lo sabes: hizo una estupidez y viene a suplicarte que no lo regañes.

¡Pues lo entendiste todo mal! Esta actitud no tiene nada que ver con una posible petición de perdón. En realidad, es un reflejo que tiene tu perro en respuesta a su hábito de verte llegar a casa sistemáticamente molesto.

Ten en cuenta que también se ha realizado un experimento sobre este tema para demostrar que los perros no reaccionan de esta manera solo cuando han hecho alguna estupidez. De hecho, ya sea que el perro realmente haya cometido un error o que sea otra persona u otro animal quien haya cometido este error, su reacción ante el regreso de su amo es estrictamente la misma.Así pues, queda probado que el antropomorfismo provoca muchos perjuicios, hasta el punto de que la actitud del amo se convierte en angustiosa para el animal.

Mi perro necesita comer variado

Cliché mucho menos grave pero observado a menudo: el deseo de los dueños de perros de diversificar las comidas de sus perros como lo harían con ellos mismos.

Preparar comidas cocinadas para tu perro puede ser algo muy bueno, pero presta atención a las razones por las que se hace esta elección de alimentos.

Si es por motivos económicos o para estar seguro de darle un alimento de buena calidad a tu perro: ¡que así sea! Pero si es solo para variar sus comidas y no se cansa de sus raciones diarias: ¡no pierdas el tiempo porque los perros no tienen absolutamente los mismos requisitos que nosotros!

Además, querer cocinar para tu perro a toda costa requiere mucho tiempo, por un lado, pero también un muy buen conocimiento de las necesidades específicas de tu perro, las cantidades necesarias pero también lo que absolutamente debes no se lo des.¡Cuidado: tu perro no es un niño, no tiene las mismas necesidades nutricionales que los humanos y algunos alimentos son tóxicos para él!

Además, algunos propietarios empujan el vicio al continuar, incluso después del primer período de desarrollo del cachorro, dándole sistemáticamente tres comidas al día. ¡Esto es un grave error y la sobrealimentación causa verdaderos problemas de salud en los perros!

Sepa que no es m altratar a su perro darle "sólo" una comida por la noche. ¡Recuerda que son perros! No necesitan una gran variedad de productos ni hacer tres comidas al día, ni siquiera comer 5 frutas y verduras al día. Y si no te convence: pide consejo a tu veterinario, él podrá darte información precisa sobre las necesidades de tu perro.

Mi perro sonríe cuando enseña los dientes

Los perros no sonríen para expresar su alegría: tienen muchas otras formas de comunicar su bienestar inmediato. Es importante aprender a leer e interpretar correctamente las señales de comunicación de los perros.

¡Es muy peligroso considerar que un perro mostrando los dientes está sonriendo! Y esto es a menudo lo que causa los accidentes por mordedura, especialmente en los niños.

Mi perro bosteza, está cansado

Del mismo modo, interpretar el bostezo de un perro como una señal de fatiga (como se interpretaría para un humano) es un grave error que también puede hacer que el perro adopte un comportamiento agresivo.

Al igual que mostrar los dientes, bostezar es una forma de que el perro muestre su incomodidad. Si estas señales se interpretan antropomórficamente, habrá riesgo de morder.

Conclusión

Claro que hay muchas otras situaciones antropomórficas que plantean verdaderos problemas, como ir sistemáticamente a "consolar" a tu perro cuando vocaliza, lavarlo muy seguido, ponerle esm alte de uñas, interactuar con él haciendo largas oraciones con sujeto -verbo-objeto, etc.

" Pero en cualquier caso, lo más importante es ser consciente de ello y para ello: nada mejor que acudir a un profesional en educación y comportamiento canino para que te oriente hacia la mejor actitud a tener y te enseñe hablar perro."

¡Ayuda al desarrollo del sitio, compartiendo el artículo con amigos!